Debido al clima semi-árido y la limitada producción agrícola, la gastronomía majorera es bastante sobria y sencilla, con dos ingredientes destacados: el pescado y la cabra. El mar es especialmente generoso con la isla y la vieja, el cherne, la sama, la morena, el salmonete o el pulpo son algunos de los pescados que llegan a nuestros platos que junto a moluscos como los mejillones y las lapas completan el aporte del mar a la cocina majorera. Platos típicos a base de pescado son la cazuela de pescado con escaldón de gofio o la vieja sancochada con papas arrugás, los pejines o las tareas.

gastronomia_1

Del otro ingrediente destacado de la cocina de Fuerteventura, la cabra, cabe destacar el queso majorero, con denominación de origen desde 1996, que en los últimos años a logrado reconocimiento internacional y numerosos premios por su calidad. Existen diferentes variedades de queso majorero según su curación y si está frotado con gofio, pimentón o aceite. De la cabra también se aprovecha su carne en diferentes asados o estofados, como por ejemplo el baifo (cabrito) asado o embarrado. Otras carnes como el cochino, el conejo o la gallina también forman parte del recetario majorero, como el rancho o el puchero canario.

Mención especial merece el gofio, base de la cocina majorera durante siglos. El gofio es una harina de cereales molidos a la piedra con sal que ya elaboraban los aborígenes de la isla y que es de origen bereber. El gofio se hace principalmente con cebada, trigo o millo (maíz) y es omnipresente en la dieta majorera, desde el desayuno con leche hasta los platos principales de almuerzos o cenas como guarnición, pasando por los postres elaborados con él como el gofio amasado o la rapadura de gofio.

gastronomia_2

Respecto de las verduras la reina es la papa (patata). La papa andina, en su viaje al continente europeo desde américa llegó aquí primero y debido al aislamiento geográfico apenas ha sufrido variaciones desde entonces. La papa canaria, de talla pequeña y piel fina, está presente en infinidad de platos a lo largo del archipiélago pero quizás la forma más conocida de cocinarlas es la que se conoce como papas arrugás, una forma tradicional de cocer las papas con agua de mar (a ser posible) y que sirven de guarnición a cualquier plato de carne o pescado o se sirve con diversas salsas, como el mojo rojo o verde.

Y como en todas las comidas acabamos con los postres, como las piñas dulces de almendras, el pudin de queso, el plato de leche o el frangollo.